Yeniffer Díaz octubre 13, 2017

Hace mucho tiempo escuché este poema en voz de una señora muy conocedora de poesía, estaba en género masculino y me impresionó por lo desgarrador, lo busqué y muchos lo han transcrito como anónimo o se los han adjudicado como suyos, pero al fin lo rescato de manos de su autor.


Era mi amiga, pero yo la amaba
yo la amaba en silencio puramente,
y mientras sus amores me contaba
yo escuchaba sus frases tristemente.
Era mi amiga, pero me gustaba
y mi afán era verla a cada instante.
Nunca supo el amor que yo albergaba
porque siempre me hablaba de su amante.
Era mi amiga para todo el mundo
porque a nadie mi amor yo confesaba,
pero yo la quería muy profundo
y forzosamente me callaba.
Era mi amiga, y mi cuerpo sentía
estremecer si ella me miraba,
al oírla junto a mí feliz me hacía
mas de este amor ella nunca supo nada.
Y aunque sólo mi amistad yo le ofrecía,
era mi amiga, pero yo la amaba.

Miguel Ángel Buesa